Guadalajara, Jal. Mx., // //
Obsolescencia programada.
0 Comentarios Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Obsolescencia programada.

Estamos viviendo en una sociedad consumista, en la que todo es desechable y todo es de imperiosa necesidad. Observar cómo los niños de ahora, a los escasos 5 años, ya cuentan con Ipod, Iphone, Ipad y todas las novedades que los adultos de hoy, ni siquiera soñamos con tenerlas.

¿Adónde nos lleva todo esto?  A una vorágine consumista sin fin, interminable e inalcanzable.

Todo es desechable hoy en día, hasta las relaciones personales. Gente que borra de su agenda personal a personas que un día fueron importantes para ellos, así…como si hubiera llegado a su fin su vida programada.

 De la misma manera sucede con las cosas materiales que compramos para nuestra vida diaria.

Es impresionante cómo es mejor tirar el aparato que llevarlo a reparar. A esta trampa de comprar y tirar, le llaman “obsolescencia programada”.

 Fabrican el objeto con determinada vida, para que a los seis meses, tengamos que tirarlo y comprar otro. Un nombre muy sofisticado para fraude o trampa.

Los españoles, nos están poniendo la muestra. Con el apagón económico, han tomado conciencia de sus pertenencias.

 Ahora con la crisis hay mucha más gente que acude a las tiendas buscando soluciones para que le reparen cualquier aparato que está dando problemas como  refrigeradores, neveras o lavadoras automáticas y eso ha hecho que aumenten la demanda de estos servicios antes olvidados .

Están dando inicio a nuevos  pequeños negocios que llegan a satisfacer una necesidad.

Las crisis económicas definitivamente, generan conciencia del ahorro y eso es un aspecto positivo para esos pequeños y medianos negocios que se encontraban de capa caída por el furor  consumista que ataca a todo el mundo y que es altamente contagioso.

Yo conservo aún la costumbre de mandar arreglar un reloj, un vestido, un traje sastre, porque sé que doy trabajo a esas personas que sobreviven con esos oficios tan nobles.  Además, ¿cómo tirar algo que todavía sirve?

 Pensemos en esto, antes de borrar a alguien de nuestra agenda o de nuestro corazón.

Ayudemos con nuestra actitud ahorradora, a reactivar esos pequeños y medianos negocios tan nobles y necesarios en medio de una sociedad ferozmente consumista.

La austeridad, el decoro, la sobriedad, el esfuerzo y el ahorro, son valores que debemos fomentar en nuestro entorno doméstico y empresarial.


Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha