Guadalajara, Jal. Mx., // //
La vialidad aniquila.
0 Comentarios Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
La vialidad aniquila.

La vialidad de toda la zona Metropolitana de Guadalajara aniquila. 

Aniquila no sólo transeúntes, ciclistas y automovilistas.  

Aniquila nuestro tiempo, el  progreso, la calidad de vida, aniquila esperanzas,  la productividad, proyectos y en general, la calidad de vida de quienes vivimos en esta hermosa ciudad.

Ya no rinde el tiempo, ya no hay fluidez en las actividades diarias de las personas. Vivimos atorados en el tráfico, desesperados por avanzar en nuestras actividades. 

Son tres los factores que influyen en la nefasta vialidad que ahora padecemos:

 

1. El diseño de la vialidad obliga al conductor a ser agresivo. La mala vialidad transforma a personas amables en personas agresivas y sin modales.

 La falta de diseños adecuados tanto para entrar como para salir de los periféricos, las glorietas –pasadas de moda en las grandes metrópolis- dificultan el flujo de los autos.

 En algunos países las transformaron en  pasos  a desnivel.


 2. Urge una  educación teórica-práctica del conductor. 

 Es imperativo  exigir un examen teórico antes del examen práctico de manejo. 

La mayoría de los conductores ignoramos los reglamentos vigentes.

 Un registro de la conducta y trayectoria  vial de cada conductor, que pese como si fueran sus antecedentes penales, nos obligaría a ser mejores conductores.

 Detrás de un volante, demostramos qué clase de ciudadanos  somos.

Un manual  donde se expliquen las reglas de tránsito del Estado de Jalisco. ¿O si lo hay? Nunca he visto uno cuando he ido a renovar mi licencia.

No solamente es saber manejar un automóvil, falta saber los reglamentos y sobre todo, respetarlos.

 

3.  La necesidad  de una autoridad incorruptible. 

Si no  hay sanciones, si no hay consecuencias, si  no hay vigilancia en los semáforos, ni buenos señalamientos, si no hay obligación en pagar las multas, si no hay un récord de faltas, el ciudadano seguirá comportándose como cavernícola.

Necesitamos un orden. Respeto por las leyes y que nos respeten como conductores con una vialidad fácil y fluida.

Todo esto anterior será posible con un cuerpo de policía vial honesto e incorruptible.

Y con ciudadanos respetuosos de la ley.

Sólo así será posible  aspirar a tener una vialidad digna de una  zona metropolitana como la nuestra.

Es un buen camino para el Primer Mundo.


Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha