Guadalajara, Jal. Mx., // //
Y tú ¿Qué haces cuando no tienes nada que hacer?
0 Comentarios Por
Carlos Brambila N. Director – Editor de Axópolis.com
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Y tú ¿Qué haces cuando no tienes nada que hacer?

Joaquín López – Dóriga solía decir una frase antes de salir a una época vacacional, como esta que transcurre, Semana Santa – Pascua o Navidad, la frase decía palabras más, palabras menos: “en los próximos días me ausentaré de este noticiero para tomar vacaciones, no sé si merecidas, pero sí muy necesarias

 

La vida se nos va complicando, cada vez más aprisa, más cosas que hacer, más en qué pensar, más problemas que van surgiendo, más personas que te los van provocando (y gratis), y llega el momento que imploras al cielo y gritas (aunque sea para tus adentros): ¡necesito unas vacaciones!

 

Bueno las vacaciones y su grado de bienestar dependen de muchas cosas, lo primero y más importante: si tienes dinero para salir y sobre esa base muchas más variables, si tienes hijos pequeños, quien va con la familia, si quieres ir al extranjero o a un destino nacional, por avión o carretera, qué tipo de hotel, etc. etc.

 

La primera regla es, hay que prepararse para todo, bueno tenemos un reciente ejemplo con el vergonzoso acto de la línea aérea United Airlines, que le ha costado millones de dólares tanto en la Bolsa, como en un activo no medible en libros contables: la reputación. Este incidente es de los que perduran por mucho tiempo.

 

Y otras consideraciones, ¿estás dispuesto a ir a un parque de diversiones en Los Ángeles u Orlando a hacer grandes colas y con un tremendo calor? Es lo más normal, el parque no tiene la culpa, es temporada alta. Lo mismo en restaurantes, hoteles, carreteras, en fin, los niños por lo general se impacientan pronto. Pero por otro lado, si teniendo dinero no sales, la familia lo resiente, así que hay que tomar una decisión.

 

¿O acaso eres de los privilegiados, solteros o casados sin hijos o con hijos grandes y casados y eres ya independiente en ese aspecto? Tienes otras necesidades, tal vez incluso salir en otro tiempo, así que te refugias, en Internet, o en Netflix y Claro (porque de TV abierta ni hablamos) y que tal esos libros que por tu tiempo tan comprometido no habías podido leer, disfrutas la ciudad, sus restaurantes, aunque algunos también estén llenos.

 

En fin, cada vez es más importante aprovechar estos períodos vacacionales, en casa o en París (porque en EEUU, mientras esté Trump, ni a que ir) pero siempre es recomendable, tomar algún tiempo a solas, echarse un clavado a nuestro interior y reflexionar en dónde estamos parados y si vamos por el camino correcto. Pero sobre todo, si en estos días has encontrado paz, tratar de que una vez de regreso a la realidad, nadie te la quite. ¡Felices Pascuas!


Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha