Guadalajara, Jal. Mx., // //
Inteligencia Emocional: La empatía y la habilidad social
0 Comentarios Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Inteligencia Emocional:  La empatía y la habilidad social

Continuando con el tema que hemos venido tratando en este blog, otros de los pilares o habilidades que se desarrollan con la inteligencia emocional son la empatía y la habilidad social, muy importantes en cualquier tipo de relación humana ya sea laboral, afectiva o meramente social, ya que corresponden a la inteligencia interpersonal; algunas personas tienen más habilidad que otras para comunicar y expresar verbalmente sus propios sentimientos y emociones, la ventaja es que si no se tiene se puede adquirir mediante la modificación de conducta y practicando las habilidades intrapersonales que en anteriores artículos cite: Introspección y autoconocimiento, autocontrol y automotivación. 

 

La palabra empatía, significa “sentir dentro” capacidad de percibir la experiencia subjetiva de otra persona. Diversas observaciones han permitido identificar esta habilidad desde edades muy tempranas, como cuando un niño pequeño llora cuando ve a otro caerse o lastimarse, o que algunos más grandecitos ofrecen su juguete a otro e inclusive lo abrazan para consolarlo. 

 

Esta capacidad de comprensión afecta un ámbito muy amplio de actividades que van desde las ventas hasta la dirección de empresas, la política, la educación y las relaciones familiares y amorosas.

 

Así mismo la ausencia de empatía para comprender el sentimiento ajeno, justifica y confunde los sentimientos para no asumir responsabilidades propias y de esta manera culpar a los demás.

 

Finalmente, las investigaciones sobre la comunicación y relaciones humanas suelen dar por hecho que más del 90% de los mensajes emocionales son de naturaleza no verbal y se manifiestan en aspectos como la expresión facial, los gestos, actitudes, la inflexión o tono alto y golpeado de la voz, entre otros. 

 

De ahí que la clave que permite a una persona acceder a las emociones de los demás radica en su capacidad para comprender y expresar los mensajes no verbales. De hecho, diversos estudios han evidenciado que los niños que tienen más desarrollada esta capacidad muestran un mayor rendimiento académico que el de la media, aun cuando sus coeficientes intelectuales sean iguales o inferiores al de otros niños menos empáticos. 

 

Este dato parece sugerir que la empatía favorece el rendimiento escolar, laboral y actividades sociales, y que las personas empáticas son más atractivas a los ojos de las demás personas.

 

Las pautas relacionales se pueden ir modificando con una serie de interacciones “compensatorias” con los amigos, familiares, directivos o con un terapeuta, que vaya remodelando las pautas de conducta. 

 

Por la sana locura, razón de ser y hacer.


Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado)

total: | mostrando:

Publicar tu comentario

Por favor introduce el código que ves en la imagen:

Captcha