Guadalajara, Jal. Mx., // //
Qué es la muerte, desde el aspecto social y psicológico
0 Comments By
Font size: Decrease font Enlarge font
Qué es la muerte, desde el aspecto social y psicológico

En el blog anterior hice referencia a cómo es que las pérdidas vienen acompañadas de cambios difíciles, además de dolor, sufrimiento, desapego y por consiguiente un proceso de duelo, cuyo propósito es llegar a la aceptación del acontecimiento;  pero el duelo más difícil y doloroso es el que enfrentamos ante la muerte que es uno de los fines de la tanatología como ya lo había mencionado, tema que hoy compartiré.

 

La muerte tiene un significado diferente para cada persona, desde la cultura, religión, educación familiar y las propias creencias.

 

Desde el aspecto social y psicológico, la muerte significa: final, destrucción, término de la vida, trauma o herida psicológica muy dolorosa.

 

Lo más difícil es aceptar ese final, que la vida termina, soportar el dolor de esa herida y que todos sin excepción, estamos expuestos día a día, momento a momento, ya sea en nuestra persona o en las personas que nos rodean, además de que aquí se abren dos temas, uno es hablar y enfrentar nuestra propia muerte y otro el de la muerte de las personas que amamos, cada tema trae su propio proceso de asimilación.

El principal dolor que viene ante la muerte es darnos cuenta qué se muere y quien se muere, además de la ausencia en conjunto, dolor que atraviesa el alma y el tiempo. 

Como cita Jorge Bucay: “Duele el pasado, duele el presente y especialmente duele el futuro”

 

Para lograr morir de una manera sana y en paz consigo mismo, es necesario un proceso tanatológico llamado  –Cerrar círculos–  esto se hace con la familia, la pareja, las amistades etc.   Para lograr cerrar círculos, hay que tratar a la persona de manera integral:  desde cuatro dimensiones básicas: Bio-psico-social-espiritual. Pasar por varias etapas, reevaluando, reflexionando, recordando logros, vivencias positivas, reconciliar situaciones internas y descubrir desde una nueva perspectiva, que no vale la pena seguir enojado, dolido, amargado o distanciado, sino perdonar.

 

Víctor Frankl escribió: … “Si la aparición de la persona, su entrada en el ser, en el mundo, es un milagro, la retirada de la persona en el instante de morir, no es menos ni más misteriosa, la existencia es al fin y al cabo un misterio” 

 

 

p.p1 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; text-align: justify; font: 12.0px Helvetica; color: #454545} p.p2 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; text-align: justify; font: 12.0px Helvetica; color: #454545; min-height: 14.0px} p.p3 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; font: 12.0px Helvetica; color: #454545; min-height: 14.0px} p.p4 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; font: 12.0px Helvetica; color: #454545}

Por la sana locura de ser y hacer.