Guadalajara, Jal. Mx., // //
La Esperanza de la sociedad mexicana ante las constantes crisis de “Todo”
0 Comentarios Por
Luis Miguel Sánchez García es catedrático de licenciaturas y maestrías en la Universidad del Valle de Atemajac y ha colaborado en diversos proyectos de iniciativa privada.
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
La Esperanza de la sociedad mexicana ante las constantes crisis de “Todo”

Al mencionar crisis, decimos crisis  económica, crisis de valores morales, crisis de gobernabilidad, crisis por corrupción, crisis por impunidad, crisis por delincuencia, en resumen yo le llamó crisis de “Todo”.

Los causantes del deterioro son los gobernantes y los gobernados. Los primeros por no saberse conducir alejados de mafias, de personajes caudillistas, de heraldos de la democracia, la cual ha servido para que ésta, se convierta en anarquía permanente de personas tanto del gobierno, como de la delincuencia; en fomentadores de divisiones y de desaliento, con lo cual siguen cosechando ganancias para ellos y sus familias, al repartirse el botín de una sociedad, que solo atina a sobrevivir ante la andanada de proyectos políticos que se quedan en eso en proyectos , y que algunos intentan llevar a cabo de la mejor manera o de mejor intensión, quedando solo en buena  intención.

Los gobernados por no atinar y no tener la fuerza aglutinadora para sortear de mejor manera la injusticia provocada por los gobernantes y por algunos miembros de la sociedad que se organizan en “eso” organismos llamados no gubernamentales y ser los mesías salvadores del pueblo, labor loable pero insuficiente para modificar el poder de los personajes de gobierno que siguen minando la economía y valores de la sociedad.

Ahora se avecinan tiempos más difíciles porque los malos están en todos los países del mundo y no solo en nuestro México, veo con desagrado el advenimiento al poder de personajes que de llegar harían un mal insospechado en “Todo” y a TODOS, por su intolerancia, prepotencia y sobre todo por su ignorancia que permea a gobernantes y gobernados.  Solo basta decir: “Estamos tentando al Demonio al provocar una revuelta interna y mundial.”

 

 

Para Ustedes con el respeto de siempre Luis Miguel Sánchez García.